Es el medio de defensa legal contra resoluciones de autoridades laborales que buscará evitar afectaciones a su empresa.

Es frecuente que la autoridad laboral emita resoluciones que afectan los derechos fundamentales de los gobernados; dichas resoluciones pueden ser consecuencia de un juicio laboral, o de una determinación de alguna dirección de la Secretaría del Trabajo competente.

Es en ese momento que se vuelve imprescindible la interposición de un medio de impugnación que vele por los intereses de la persona afectada, y que sea el resultado de un conocimiento profundo no sólo de la materia laboral, sino también de la situación laboral de la empresa cuya defensa ha sido encomendada.