• Estudio actualizado de los contaminantes del medio ambiente laboral, que incluye el reconocimiento, evaluación y en su caso el control.
  • Programa de seguridad e higiene que permita mejorar las condiciones del medio ambiente laboral y reducir la exposición a las sustancias químicas contaminantes sólidas, líquidas o gaseosas.
  • Exámenes médicos específicos por cada contaminante.